500años

Carta Abierta al Presidente de la República Mexicana

C.LIC. ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR

A los Pueblos Indígenas, Primeras Naciones de México

A los Pueblos del México Plurinacional

13 de Agosto de 2021

Sinceramente:

 

Por nuestra voz hablan los sin voz, los desdeñados de ayer y los excluidos de siempre. Ante los actos conmemorativos a los 500 Años de la Caída de Tenochtitlan, llamamos a su corazón para que se abra, sienta realmente nuestras demandas históricas y Usted escuche en verdad los reclamos más profundos de nuestros pueblos.

 

Es justo y necesario que se reconozca que nuestras naciones indígenas somos los más antiguos habitantes y guardianes de estás tierras ancestrales y territorios sagrados -hoy llamado Estados Unidos Mexicanos y Continente Americano- donde nuestros hicimos florecer grandes civilizaciones, herencia cultural con aportes la educación, filosofía, artes y ciencias -incluidas las de la salud natural y medicina ancestral-, un desarrollo espiritual basado en el amor y respeto a la Madre Tierra y a todos los seres.

 

En 1521, los españoles y europeos continuaron una guerra de invasión, dominio y exterminio, iniciada en 1492; durante cinco siglos, las naciones indígenas hemos sido oprimidos, sometidos a un proceso de invasión, colonización y esclavitud, el cual continua hasta hoy 2021; se ha modernizado el sistema sociopolítico, económico y cultural neocolonial y feudal, con las estructuras arcaicas, aparatos represivos y modelos injustos de los Estados Nación monocráticos, racistas, discriminatorios y excluyentes.

 

Las Naciones Indígenas perdimos millones de vidas -casi 100 millones- en 300 años del régimen colonial con sus epidemias y armas bacteriológicas (piojo, viruela, sarampión, tifoidea).

 

Luchamos para liberarnos del yugo español (la Primera Mafia en el Poder) y ofrendamos nuestra sangre en 1810 y vencimos en batallas decisivas para el triunfo del Movimiento como la del Monte de las Cruces con más de 80 mil Otomíes, Mazahuas, Matlazincas, Tlahuicas, Purépechas.

 

La Independencia -con sus promesas de justicia y abolición de la esclavitud- no lo fue para nuestras naciones indígenas, quienes solo cambiamos de amos y explotadores, nueva élite la clase gobernante -conservadores, liberales, criollos y mestizos- y la Jerarquía Católica (la Segunda Mafia en el Poder) quienes borraron de un plumazo la existencia de nuestras Naciones Indígenas, no logramos nuestra autodeterminación ni soberanía; por el contrario, desaparecieron la República de Indios y con Leyes de Reforma como la Ley de Desamortización de Fincas Rústicas y Urbanas Propiedad de Corporaciones Civiles y Eclesiásticas o Ley Lerdo en 1856, los “mexicanos de primera”, la “casta divina”, se repartieron todas nuestras tierras y territorios, convirtiéndose en los nuevos latifundistas y nosotros continuamos como esclavos en sus haciendas.

 

Nuevamente nos levantamos para recuperar nuestra Tierra y Libertad en la Revolución de 1910, al final sólo fuimos carne de cañón, no recuperamos nuestros derechos históricos como naciones indígenas; la “Familia Revolucionaria” y la nueva élite (la Tercera Mafia en el Poder) durante casi 100 años, con sus criminales políticas indigenistas, planes etnocentristas y programas paternalistas, hizo todo para desindianizarnos y mexicanizarnos, asimilarnos e integrarnos a su llamado progreso y desarrollo; y consolidar su proyecto de “nación única e indivisible”.

 

Nuestras luchas de liberación, por la descolonización y ejercicio de nuestros derechos colectivos e históricos han sido permanentes por cinco siglos de levantamientos, movilizaciones y acciones, sobre todo con iniciativas de paz activa no violentas. A pesar de las constantes violencias y represiones de los Estados Nación y sus Gobiernos, los movimientos se fortalecieron y reunificaron en las últimas décadas, como la expresada en el Movimiento Continental de 500 Años de Resistencia Indígena, Negra y Popular, y los Movimientos locales, asambleas, congresos, pactos, foros y encuentros, con constancias en declaraciones y pronunciamientos de nuestras Naciones, Pueblos y Organizaciones Indígenas sobre lo que queremos y a dónde vamos.

 

Luchar de manera firme en el contexto universal y conforme al Derecho Internacional, por el reconocimiento, respeto, ejercicio pleno de nuestro irrenunciable, intransferible inalienable derecho a la Libre Determinación, Autogobierno, Soberanía Interna, Autonomía Política, Territorial, Administrativa, Cultural y Espiritual.

 

El neocolonialismo, la actitud neoconquistadora y discriminatoria del Estado Mexicano  continuó pisoteando los derechos de nuestras Primeras Naciones.  El 12 de Octubre de 1992, el régimen salinista y el Congreso al servicio de la Mafia en el Poder, sólo se limitó a reconocernos en papel, pero más interesado en mantener a la “nación única e indivisible”; en 1996 con el zedillimo, se limitó a firmar unos acuerdos mínimos -aunque no desdeñables- pero que no reflejaban las demandas y aspiraciones reales; además a sabiendas que no iban a ser aplicadas. Lo mismo pasó con el foxismo, con premeditación, alevosía y complicidades del PRIANRDismo en 2001, congreso y el gobierno mafioso aprobaron una Reforma que traicionaba y desconocía los Acuerdos de San Andrés, de los Pueblos y Organizaciones Indígenas. Con el calderonismo y peñismo, lo único que ocurrió como los anteriores fue desdén y violación de nuestros derechos; uno concesionando los territorios sagrados para las compañías mineras como en Wirikuta y otro concesionando las aguas y más territorios en perjuicio se nuestros pueblos, como la licencia del Grupo Higa para reprimir en Xochicuauhtla, imponer la Autopista Guadalajara-Ciudad de México, sin importar la destrucción de las zonas arqueológicas, el ecocidio en la Marquesa y Santuario Natural Ñähñu.

 

Las Naciones Indígenas hemos seguido en el campo de batalla, por eso nos sumamos a los movimientos y frentes democráticos y pacíficos en el país, a pesar de caídas de sistemas, corporativismos y fraudes como en el 1988, 1994, 2000, 2006, 2012. Y las Naciones Indígenas, con dignidad valiente, conscientes y decididos por la promesa de Primeros los Pueblos Indígenas, también sumamos a los 30.11 millones de votos a favor del la Esperanza y del Cambio Verdadero en 2018.  Creímos sinceramente en su proyecto de la Cuarta Transformación y pensábamos que la derrota del PRIANRDismo en las urnas, era el fin de la era de las Mafias en el Poder.

 

Por cierto el 13 de agosto de 2018 con ánimo fraterno, de unidad, de contribuir y construir juntos, como parte de los Pueblos que triunfamos, y con la idea de juntos avanzar en la conformación de un verdadero equipo de verdaderos demócratas, vanguardistas, nacionalistas, patrióticos y justos; le hicimos llegar un documento con 9 planteamientos, propuestas y demandas. Los cuales en resumen eran:

 

  1. Nuevo Congreso Constituyente, Nueva Constitución y reconocimiento de la Libre Determinación de nuestros Pueblos Indígenas como las Primeras Naciones de México.

 

  1. Modelo de Estado Mexicano Plurinacional, Pluricultural y Plurilingüe, donde las Naciones Originarias también seamos Gobierno y parte del Pacto Federal.

 

  1. Plan Emergente de Descolonización política, jurídica, sociocultural y total de México, donde nuestras Naciones Originarias sean reconocidas, honradas y respetadas como las Primeras Naciones que dieron origen a México.

 

  1. Soberanía Política, Administrativa y Territorial. Urge la compactación y demarcación de nuestras tierras y territorios ancestrales. Asimismo, el Control, Protección y Defensa de nuestros Recursos Naturales, Territorios, Modelo Educación, Patrimonio Histórico, Arqueológico y Cultural por nosotros mismos.

 

  1. Creación de Estados Indígenas Libres y Soberanos o Regiones de los Pueblos Indígenas, conforme a nuestros Territorios y Geografía étnica, histórica, lingüística, cultural indígena. a fin de que las Naciones Originarias de México podamos ejercer realmente el Poder (Libre Determinación) en nuestros territorios y Regiones.

 

  1. Representación en Puestos de Alto Nivel en todos los Órganos de Poder (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) y de Gobierno (Administración Pública Municipal, Estatal y Federal); Embajadas de los Cinco Continentes, Consulados, así como en misiones diplomáticas también de primer nivel en la ONU, OEA y Foros Internacionales.

 

7.  Respaldo para financiar e impulsar nuestros propios modelos de Educación Ancestral Indígena y la creación nuestras propias Escuelas y Universidades como nuestro proyecto de Universidad Autónoma de Sabiduría Ancestral lndígena que tendrá como Profesores nuestros Ancianos Sabios y Grandes Maestros Guardianes de Tradición Indígena. Asimismo, Centros e Instituto de Salud Indígena y Medicina Ancestral como nuestro proyecto de Instituto Autónomo de Medicina Ancestral y Terapias Indígenas.

 

  1. LE PEDIMOS a Ud Sr. Presidente Electo de la República, su apoyo e intervención para evitar la destruccción de nuestra Madre Tierra, la Biodiversidad, sus Ecosistemas, todos los Seres Vivos y nuestro Habitat. Luchamos por la Tierra, por la Vida, por la Paz, por nuestra SUPERVIVENCIA, por ello llamamos a su Gobierno Consciente y Defensora de la Naturaleza para evitar la afectación de nuestras Tierras y Territorios Indígénas, evitar la violación sistemática de nuestros Derechos como Pueblos Indígenas por supuestas Causas de Utilidad Pública y a nombre del supuesto desarrollo, modernidad y progreso. Queremos detener todo tipo de Expropiaciones de nuestras tierras (ya sea municipals, privadas, comunales o ejidales) y territorios y Destrucción voraz de todos nuestros Sitios Sagrados Naturales y Culturales para la construcción de Megaproyectos Industriales, Turísticos, Recreativos o Vías de Comunicación como el Caso de Aeropuertos, Autopistas, Vias Ferreas, Presas, Puertos, Fraccionamientos Habitacionales, Privatización de Aguas, Bosques, Selvas, Extracción en Minerales y Zonas Petreras, lo cual para nosotros atenta nuesto medio ambiente sano, nuesra cultura; asimismo representa más neocolonialismo, más invasion, más despojo, más contaminación, más etnocidio y más ecocidio.

 

  1. Recuperación de Nuestros Sitios Arqueológicos, Centros Ceremoniales y Lugares Sagrados Naturales y Culturales. Caso concreto, pedimos la Devolución inmediata, total e incondicional del Centro Ceremonial Otomí, Temoaya, Estado de México, a su legítimo dueño y verdadero construtor, la Nación Otomi y todas sus regiones y comunidades. Fuera la CONADE, IMCUFIDE, CEPANAF y CMB.

 

Sr Presidente, dicho oficio fue enviado a Usted a su oficina, el 13 de agosto de 2018. Esperamos que ahora si tenga real conocimiento, para atención y respuesta. Ya que, a 3 años, no tuvimos respuesta, fue ignorado junto con sus firmantes y sin derecho a audiencia, esto no está bien; sentimos que no meremos ser discriminados, excluidos, y desdeñados por su Gobierno y oficinas correspondientes. En virtud de que nosotros jamás creímos que la llamada Revolución nos iba a hacer justicia. Aún esperamos que la 4T nos haga Justicia a todos los Pueblos.

 

Ante los últimos acontecimientos, las decisiones tomadas en estos últimos tres años, la promoción, financiamiento e imposición de Megaproyectos de Muerte, ecocidas y etnocidas como el mal llamado Tren Maya -junto a la Granjas Solares, Puerto, Tren Ligero, Puente, Aeropuerto en Tulum, desarrollos habitacionales y corredores comerciales-, Corredor Transítsmico, Termoeléctrica en Huexca, Tren Ligero Zinacantepec-Aeropuerto, Autopistas, Aeropuertos, Refinerías y más. No vemos por ningún lado que se respete el derecho de nuestros pueblos a la integridad de sus tierras y territorios, todo lo contrario, con engaños, presiones, manipulaciones, falsas promesas y consultas ficticias, con la mano en la cintura su gobierno ha violado el Derecho a la Consulta, Libre, Previa, Informada y Culturalmente adecuada. ¿De cuando acá un gobierno ordena a los ancianos o sacerdotes para que vayan a pedir permiso a la Madre Tierra, para mancillarla, deforestarla, contaminarla y entregarla a intereses ajenos? ¿Por qué imponer decisiones gubernamentales para que nuestros pueblos y comunidades sean afectados y violados sus derechos?

 

¿Hasta cuando entenderán los gobiernos que la Madre Tierra es un Ser Vivo y que tiene derechos? que nosotros no somos dueños de ellas, que nosotros somos parte de ella. ¿De verdad para Usted los Pueblos Indígenas son Primero? Entonces restituyales sus tierras y territorios que le han sido despojado durante cinco siglos, en lugar de Usted continuar con la invasión, el dominio neocolonial con destrucción de la Madre Naturaleza, la desintegración cultural, atomización y desintegración de nuestros pueblos. Están talando, arrasando con montes y selvas, están condenando a los animales y aves, están vendiendo un progreso racista, un desarrollo discriminatorio, un bienestar a modo de las trasnacionales, nuevas élites y beneficiando a empresas neoliberales; propiciando una industria turística rapaz y esclavista. ¿Por qué pedir perdón y luego provocar los mismos crímenes y daños como Cortés, Sandoval, Torquemada y Diego de Landa?

 

Lo que está haciendo es negar a los pueblos su capacidad de decidir y autogobernarse, poner las tierras y territorios sagrados al servicio y a merced de magnates, corporaciones, inversionistas, inmobiliarias, constructoras, monopolios, industriales, incluso militares y policías -cuyas estructuras son premiadas, cuando han sido históricamente fuerzas enemigas, verdugos, represoras y exterminadoras de nuestros pueblos-; ahora siguen siendo éstos los amigos y consentidos del nuevo régimen, como los nuevos patrones, hacendados, amos y señores de los territorios indígenas.  Está matando la cultura de amor y respeto a la Madre Tierra; expulsando a las comunidades, utilizándolas como la mano de obra barata; provocando la especulación desmedida e imponiendo un modelo de vida ajeno. Y los que no están de acuerdo con estas Megaproyectos han sufrido persecución, presión y amenazas; sus líderes y defensores honestos los han atacado, discriminado y hasta han sido asesinados.

 

Detenga ya esas obras monstruosas y aberrantes que los Pueblos Indígenas hemos combatido por siglos; pare esos proyectos etnocidas y ecocidas que están violando nuestra Libre Determinación y Autonomía. ¿Porqué insiste en hacer esas refinerías y no busca otras alternativas con uso de energías limpias y no contaminantes? Lo que llaman petróleo es la sangre de nuestra Madre Tierra y de nuestros antepasados. Los que llaman minerales son los huesos de nuestra Madre Tierra y de nuestros ancestros. ¿Porqué ese Aeropuerto en la Ciudad que ha profanado nuestros territorios sagrados?  ¿Por qué continúan los Megaproyectos como en la Península, cual serpiente venenosa está causando daños irreversibles? ¿Sabe que ya en el pasado los pueblos se rebelaron contra la injusticia, para detener los aprobios, las afrentas y obras humillantes similares? ¿Recuerda que nuestros sabios, mujeres y hombres, niños, jóvenes y ancianos aspiran a ser libres, vivir de pie, con dignidad, sanos y felices? ¿Por qué a nuestras primeras naciones los están molestando, arrebatándoles, invadiéndoles sus hogares y dividiendo sus comunidades? ¿Por qué los gobernantes no respetan a los pueblos y con leyes neocoloniales, normas impuestas, recursos y presupuestos utilizados arbitrariamente, imponen proyectos, dan concesiones y deciden en contra de los originarios, los nativos, los indígenas? ¿Por qué los extranjeros, las élites y el gobierno mexicano se sienten dueños de esas tierras -con status de zonas federales, propiedades  privadas-, aunque tengan documentos, si durante cinco siglo esas han sido fruto de lo robado, quitado, invadido y saqueado por sus ancestros españoles, europeos y de las mafias del poder de ayer y de hoy?

¿Por qué no hacen eso en sus priopias casas, fincas, ranchos o propiedades? Aunque cierto estamos que esas propiedades no son realmente de ellos, ya que es la misma historia, les fueron despojados, expropiados y  arrebatados a la mala a las naciones indígenas. La impertinencia, maldad, ambición de los nuevos Conquistadores no tiene límites. ¿Y aún así quieren seguir explotando y controlando las tierras y territorios que todavía nos quedan? ¡Basta Ya!

Finalmente, es increible que el gobierno mexicano, como desde 1992 con la mafia en el poder PRIANRDista, nos proponga solo cambios superficiales y maquillajes a las Carta Magna. No es necesario que los Pueblos Mexicanos ofrenden más vidas para obligar al Estado para una Nueva Constituyente y una Nueva Constitución. Las Reformas del pasado, como la de ahora para reconocer derechos indígenas no funcionan ni funcionarán con leyes caducas, injustas y contradictorias del viejo regimen colonial, ¿cómo podemos conformarnos con parches y reformas coyunturales a la Constitución que quedan como letra muerta? ¿Cómo creer que ahora se rconocerán nuestra Libre Determinación y Autonomía, con este sistema jurídico racista y discriminatorio vigente?. Que incluso para juzgar a los ex presidentes, se tenga qué preguntarle a la gente para aplicar la ley a los grandes corruptos, criminales y delincuentes de cuello blanco. Si el gobierno no puede combatir la corrupción, acabar con los vicios del pasado y hacer justicia histórica a nuestros pueblos, con leyes vigentes pues es hora de cambiarlas de forndo. Usted lo ha dicho y prometido, un cambio verdadero y una transformación real del país, pero no a costa de perpetuar la violencia sistemática y estructural contra nuesras naciones indígenas. No al reformismo, no al cambio de piel como lo han hecho las Mafias en el Poder. Exigimos hoy nuevamente la refundación del Estado Mexicano, no a una nueva traición y desconocimiento de nuestros derechos y demandas históricas. No necesitamos de otros movimientos como las del 1810 o 1910 para obligar a los Pueblos a liberarse del yugo neo colonial, las injusticias, de la opresión, que sigue hasta nuestros días. En 2018 el Pueblo votó por un cambio verdadero, Justicia, Democracia, Respeto y Libertad para nuestros Pueblos, ya no más mentiras ni promesas falsas. Señor Presidente avancemos a un Nuevo Debate y Pacto Social, convoquemos el Congreso Constituyente y Nueva Constitución, a la brevedad posible!

 

Sr Presidente, usted decide si cambia el curso de la historia o prefiere ser otro neo colonizador, neo conquistador, neo invasor y perpetuador de la esclavitud, ofensas y afectaciones contra nuestros Pueblos Indígenas. Ya no más otra Mafia en el Poder ni nuevas élites voraces, prepotentes e intolerantes. Sí al Cambio Verdadero, pero para liberar a nuestras Primeras Naciones, para que sean libres y soberanos. Que la bendita 4T respete en verdad los derechos todos a nuestros Pueblos Indígenas y que los deje en paz. No somos masa de votos, ni curiosidades turísticas, ni decoración para eventos oficiales gubernamentales. Libre Determinación, Restitución de Territorios y devolución a las Naciones Indígenas de todo lo robado por los Gobiernos y Mafias del Poder.

 

NUESTRAS DEMANDAS HISTÓRICAS COMO PUEBLOS INDÍGENAS (PRIMERAS NACIONES DE MEXICO)

 

* Respeto a nuestra Libre Determinación como Pueblos conforme al Derecho Internacional.

 

* Los Pueblos Indígenas somos Primeros en Tiempo y Primeros en Derecho. México no una nación única, sino una Federaciones de Pueblos, una República Plurinacional.

 

* Las Primeras Naciones de México somos resultado de un proceso de Invasión (Militar, Territorial), Dominación y Colonización, los cuales continúan.

 

* Urge transformar de fondo las Estructuras caducas del Estado Mexicano actual (Neocoloniales, Racistas y Discriminatorias)

 

* Urge la Descolonización política, jurídica, sociocultural de México

 

* Fin del Sistema de Partidos. Fin al indigenismo colonial y neocolonial. Representación real de las Naciones Indígenas en todos los Órganos de Poder (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) y de Gobierno (Municipal, Estatal y Federal)

 

* Libre Determinación (Soberanía Interna, Autonomía Política, Administrativa y Territorial)

 

* Tenemos derecho a Decidir nuestro propio Camino y Destino Histórico

 

* Urge un nuevo Orden Jurídico adecuado a la Pluralidad Étnica, Cultural y Lingüística de México, que responda interés legítimo de nuestros pueblos por una Verdadera República Representativa, Democrática y Popular.

 

* Demandamos un Nuevo Pacto Federal, un nuevo Acuerdo que desemboque en un Congreso Constituyente y Nueva Constitución. Refundar el Estado Mexicano.

 

* Un Modelo de Estado Mexicano Plurinacional, Pluricultural y Plurilingüe

 

* Exigimos al Estado Mexicano reconocimiento a los Pueblos Indígenas como Pueblos Libres y Soberanos, inclusión en la división política del país, considerarnos como partes integrantes de la Federación.

 

* Los Pueblos Indígenas exigimos respeto a la integridad de nuestras tierras y territorios No a los Megaproyectos, alto a los despojos, invasiones y acciones neocoloniales en contra nuestra. Las Primeras Naciones sin tierra estamos condenados a morir.

 

* Derecho como Pueblos Indígenas a nuestros Sistemas de Salud Natural y Ciencias Médicas Ancestrales Indígenas. No a destrucción de nuestras defensas naturales y sistema inmunológico innatos. No a la imposición plandemias y experimentos no éticos, no somos conejillos de indias; ¡alto a las vacunas y medicamentos!, negocios multimillonarios de las transnacionales y gobernantes corruptos, aunado a los riesgos y efectos secundarios son alarmantes; alto a las armas biológicas. No al control de nuestros datos biométricos, genoma y nuestro derecho a ser libre, a elegir y al Buen Vivir. Que el Gobierno Mexicano no sea postrado a los intereses nocivos, mercantilistas y planes genocidas de las Mafias del Poder Global.

 

Cancelación y cierre d toda la industria de productos chatarra, refinados y mortales, alimentos basura, clonados, con cero contenido nutricional, con conservadores, colorantes y saborizantes artificiales, bebidas veneno, medicamentos, químicos, tóxicos, bebidas gaseosas y alcohólicas industriales, estupefacientes, transgénicos, hormonas, pesticidas y herbicidas. Los cuales son causantes de enfermedades como diabetes, hipertensión, cáncer, obesidad, ceguera, cirrosis, alzhéimer, párkinson, presión arterial, problemas cardiovasculares, trombosis, etc.

 

¡Nunca más el Estado Mexicano y el Continente Abya Yala sin sus Primeras Naciones!

 

PUEBLOS INDIGENAS UNIDOS POR UN MEXICO PLURINACIONAL

PUEBLOS INDIGENAS POR LA LIBRE DETERMINACIÓN

MOVIMIENTOS DE NACIONES ORIGINARIAS

FRENTE INDÍGENA POR EL DERECHO A LA MEDICINA ANCESTRAL Y SALUD NATURAL

GUARDIANES DE LA MADRE TIERRA Y DE LA MADRE SELVA

UNIVERSIDAD INDIGENA

NACION ÑÄHÑU

(English Version)

Translate »